LLEGA UN BEBÉ Y MI HIJA DE 3 AÑOS ESTÁ INSOPORTABLE

Publicar una respuesta

Código de confirmación
Introduzca el código exactamente como lo ve en la imagen. Las letras no son sensibles a las mayúsculas y minúsculas.
Emoticonos
:D :) ;) :( :o :shock: :? 8-) :lol: :x :P :oops: :cry: :evil: :twisted: :roll: :!: :?: :idea: :arrow: :| :mrgreen: :geek: :ugeek:
BBCode está deshabilitado
Emoticonos están habilitados
Revisión de tema
   

Expandir vista Revisión de tema: LLEGA UN BEBÉ Y MI HIJA DE 3 AÑOS ESTÁ INSOPORTABLE

Re: LLEGA UN BEBÉ Y MI HIJA DE 3 AÑOS ESTÁ INSOPORTABLE

Nota por babygarabatus » 10 Oct 2017 10:40

Se necesita mucha paciencia y mucho amor para que el hijo/la hija mayor no se sienta [email protected], pues ha adquirido unas costumbres que poco o mucho habrá de modificar, y no siempre lo va a ver con buenos ojos!

Re: LLEGA UN BEBÉ Y MI HIJA DE 3 AÑOS ESTÁ INSOPORTABLE

Nota por CristinaBB » 03 Oct 2017 11:02

A mi también me gustaría saber como terminó esta historia, actualmente estoy embarazada y tengo una niña de 4 añitos, en camino viene un varón y estoy impaciente de saber como se va a comportar.

Re: LLEGA UN BEBÉ Y MI HIJA DE 3 AÑOS ESTÁ INSOPORTABLE

Nota por paocarlo » 12 Sep 2017 20:12

hola!! Me está pasando lo mismo que "Namaste" y como ya pasaron unos años, si sigue en el foro me gustaría saber si tardó mucho la hija en volver a "la normalidad".


Saludos

Re: LLEGA UN BEBÉ Y MI HIJA DE 3 AÑOS ESTÁ INSOPORTABLE

Nota por LISBOA » 27 Oct 2013 04:07

Hola! yo estoy en la misma situación aunque no llega a ese extremo, tengo un hijo de casi tres años y recientemente he tenido otro hijo que ahora tiene dos semanas. Mi hijo mayor desde el embarazo ha querido que estemos con el a la hora de dormirse, que le contemos un cuento y cosas que antes no hacía, nosotros hemos satisfecho su necesidad, su papi se ha comprado un libro de cuentos para contarselos por la noche a la hora de dormir, mientras yo atiendo a su hermano pequeño, antes se iba a la cama y se dormía solito sin cuentos ni nada. Pienso que es una manera de llamar la atención y sentirse "querido", nosotros en la medida que podemos procuramos que no note mucha diferencia entre antes de la llegada del bebé y ahora, aunque muchas veces es difícil.

Saludos y suerte.

Re: LLEGA UN BEBÉ Y MI HIJA DE 3 AÑOS ESTÁ INSOPORTABLE

Nota por Invitado » 22 Oct 2013 16:07

Hesara, gracias por tus palabras...no te puedes imaginar como he llorado!!!, he comprendido que mi hija está llamando mi atención y que ahora mismo necesita más cariño que nunca y he decidido que si ahora lo que necesita es que estemos a su lado a la hora de dormir, lo estaremos y que con el tiempo todo volverá a su lugar.


Un abrazo y gracias. :wink:

Re: LLEGA UN BEBÉ Y MI HIJA DE 3 AÑOS ESTÁ INSOPORTABLE

Nota por HESARA » 22 Oct 2013 10:47

Con relacion a la llegada de tu nuevo bebe, me gustaría compartir un articulo que espero te sirva =), es de laura gutman

Hermanos: la ventaja de crecer juntos


A las mujeres nos sucede con frecuencia que, embarazadas por segunda vez, tenemos la sensación y el temor de que no podremos amar a un “otro” tan profundamente como amamos a nuestro hijo ya nacido. Es tal la potencia del amor, la vivencia completamente nueva desde que hemos devenido madres, que creemos que será irrepetible tamaña intensidad. Sin embargo, el corazón de las madres no se divide, sino que se multiplica con cada hijo que nace. Esto lo comprobamos recién cuando el segundo hijo ha nacido y el amor se instala con la naturalidad y el derroche de antaño. Una vez que hemos comprobado que no hay peligro, que podemos amar a dos hijos, luego a tres o a cuatro…desplazamos ese temor en nuestros propios hijos: suponemos que “ellos” no podrán amar a otro. Y que la presencia de un hermano, necesariamente será en detrimento de no sabemos bien qué, pero que será vivido como un hecho negativo para ellos.

A partir de ese momento, cualquier actitud molesta del niño, cualquier rabieta, llanto, enfermedad, mal humor, enfado, insatisfacción o inquietud, la interpretaremos desde el punto de vista del dolor o la incomodidad que supuestamente le ocasiona el hermano. Sin embargo, todos sabemos internamente que no hay nada más maravilloso que el nacimiento de un hermano, que es el ser más par, más cercano, más “hermanado” que tendremos a lo largo de la vida. Y si los padres decidimos tener más hijos para amarlos, lo lógico es compartir ese fin con nuestros hijos ya nacidos para ampliar y aumentar nuestro campo de amor.

La hermandad como experiencia concreta puede llegar a ser una de las vivencias más extraordinarias para un ser humano. Sin embargo tener hermanos no es garantía de que esos lazos de amor y proximidad emocional se instalen. Ni siquiera influye positivamente o negativamente que tengan poca diferencia de edad entre ellos o mucha, que sean del mismo sexo o que compartan habitación. La hermandad en su sentido profundo podrá desarrollarse siempre y cuando los padres sean capaces de atender las necesidades de unos y otros sin rotularlos, sin encerrar a cada hijo en un personaje determinado, sin considerar que uno es bueno y otro malo, uno inteligente y otro tonto, uno veloz y el otro lento. Esas afirmaciones aparentemente inocentes que los adultos perpetuamos durante la crianza de los niños, las utilizamos sin darnos cuenta para asegurarnos un rol estático para cada uno. Cuando un niño comprende que según sus padres es inteligente, o responsable o distraído o agresivo o terrible, intentará asumir ese papel a la perfección. Es decir, será el más terrible de todos o el más valiente de todos. Habitualmente cada hermano tendrá asignado un personaje para representar, alejándolo de ese modo de su propio ser esencial y también del ser esencial de cada uno de sus hermanos.

Por eso, nos corresponde a los padres estar atentos y observarlos limpiamente, en lugar de interpretar subjetivamente cómo creemos que son cada uno de ellos según nuestra perspectiva. Si insistimos en nombrar una y otra vez que tal es obsesivo, el otro es enfermo o el último es alegre, sólo lograremos provocar distanciamiento entre los hermanos, ya que se sentirán demasiado diferentes unos de otros. En cambio, si nos interesa ayudarlos a instalar la hermandad, será menester escuchar y comprender a cada hijo. Luego podremos traducir con palabras sencillas lo que hemos entendido acerca de ellos, acercando esos pensamientos al resto de nuestros hijos. De ese modo colaboraremos para que cada niño incorpore otros puntos de vista, otras vivencias y otros registros y pueda entonces amar a sus hermanos porque los ha comprendido.

La hermandad se instala entre los hermanos si los padres trabajan a favor de ella. La hermandad surge de la proximidad afectiva, del cariño, del deseo de ayudar, sostener, acompañar y nutrir. La hermandad se construye desde el día en que un niño ha nacido si los hermanos se saben imprescindibles para el recién nacido. Los niños mayores serán capaces de desviar sus intereses personales hacia el pequeño, sólo si sus necesidades básicas de protección, cuidados y mirada han sido satisfechas. Si el amor circula en la familia, cada nuevo miembro es una bendición, sin importar la diferencia de edad o las circunstancias familiares en las que se produce la aparición del niño. Nuestros hijos aprenderán a amar a sus hermanos si los incluimos en el mismo circuito de amor y dicha. Si demostramos la felicidad por la nueva presencia, si participamos todos en los cuidados del niño más pequeño, si respondemos a su vez a las demandas y necesidades específicas de los niños mayores y muy especialmente, si esos niños mayores están acostumbrados a ser mirados y escuchados genuinamente por sus padres. Es decir, las bondades de la hermandad podrán desplegarse dentro de una familia, si antes cada hijo se siente amado, importante a ojos de sus padres y especial.

Por el contrario, si los niños perciben sufrimiento, soledad, apatía o abandono emocional, el bebé recién nacido no logrará hacer crecer en sus hermanos la empatía ni el cariño. Ningún niño estará en condiciones de alimentar afectivamente a un hermano si está hambriento de cuidados, por más que sea mucho mayor en relación al pequeño o porque sus padres se lo demanden. De nada vale teorizar sobre el bien ni sermonear sobre lo que es correcto hacer, ya que cada niño podrá asumir espontáneamente el amor hacia los hermanos, sólo si realmente siente que el amor abunda a su alrededor. Y en todos los casos, somos los padres quienes tenemos la responsabilidad de la nutrición amorosa.

Amar a los hermanos no es un tema menor. Cuando tenemos la dicha de vivir la experiencia de la hermandad dentro de casa, luego podemos trasladarla a los demás vínculos humanos y sentir que casi cualquier persona puede constituirse en un hermano del alma. Y si es nuestro hermano del alma, no dudaremos en dar la vida por él. Ese derroche de amor y generosidad brotará de nuestro corazón si la hemos aprendido en la sencillez de la infancia.
Laura Gutman


Ojala mis palabras y el articulo que te comparti te allan servido, con cariño HESARA

Re: LLEGA UN BEBÉ Y MI HIJA DE 3 AÑOS ESTÁ INSOPORTABLE

Nota por HESARA » 22 Oct 2013 09:27

Te puedo decir que asi como tu cuerpo esta cambiando la nena tambien hay que hablar con ella y decir que su hermanita no le quitara el lugar, a veces los niños piensan eso o el clasico MAMI YA NO ME VAS A QUERER? y escuche una respuesta muy buena no recuerdo donde pero decia: que cuando llega un nuevo hijo EL CORAZON NO SE DIVIDE SE HACE MAS GRANDE, con relacion a que quiere que estes con ella en la noche yo creo que es normal pues todavia es muy pequeña (en mi humilde opinion para dormir sola) mira te voy a platicar algo que me paso ami, yo tambien tengo una nena de la edad de la tuya y mi marido insistente me decia pasala a la cuna pasala a la cuna y bueno lo intente y la primera noche paso esto:

Me fui a acostarla a contarle cuentos y ha arruyarla y no se dormia pasaron 2 horas y ella sin dormir en el transcurso de esas dos horas mi marido me llamo 3 veces, diciendome ya vente a acostar y me regrese con la niña y le dije sabes tu tienes 40 años y me necesitas la nena tiene 2 me necesita mas jijiji y desde esa noche lo que hicimos fue cambiar nuestra cama matrimonial por una mas grande :D

LLEGA UN BEBÉ Y MI HIJA DE 3 AÑOS ESTÁ INSOPORTABLE

Nota por NAMASTE » 21 Oct 2013 12:07

Estoy embarazada y hoy salgo de cuentas, y la verdad es que estamos desesperados y muy desanimados. Tenémos una niña que en octubre va hacer 3 años. Hace aproximadamente dos semanas que nuestra hija no es la que era, antes la poniamos a dormir, nos daba las buenas noches, un beso y ya no sabíamos de ella hasta por la mañana, ahora nos pide continuamente que nos vayámos con ella a la cama, que le démos la mano para dormir, que no quiere dormir, llora, grita, me dice que soy mala, me pellizca.
Estamos preocupados, sé que para ella son muchos cambios y que tengo que tener paciencia, pero hay veces que se me agota. A nosotros no nos importa darle la mano o ponernos un rato en su cama, pero nos dá miedo que se acostumbre y luego sea una niña miedosa que nos necesita a su lado continuamente. También a cambiado su caracter a la hora de comer, cuando salímos a comprar...bueno, que acostumbrada a que mi niña, aunque muy movida, a sido obediente y no nos ha dado ningún tipo de problema, ahora estoy que la situación me desborda, más aún pensando que su hermanita está a punto de venir.


DECIRME ALGO, PORFA. gracias

Arriba

Especial

Videos

cron